24 de febrero de 2010

Dos idiotas y su huelga.

Antes de nada, quiero dejaros claro que lo que digo a continuación es un artículo escrito totalmente desde mi punto de vista y en el que no me he privado de plasmar mis sentimientos de rechazo.


Lo de ayer fue de risa, le moleste a quien le moleste. Pudimos ver cómo dos caraduras, Toxo (CC.OO) y Méndez (UGT), que se cuelgan la medallita y el más que dudoso mérito de luchar por los derechos de los trabajadores en este país. Con el pretexto de la ley del "pensionazo", como la están llamando, ayer día 23 de febrero de 2010 se pusieron en marcha en una manifestación que tuvo su ¿mayor apoyo? en las ciudades de Madrid y Barcelona.

Resulta bochornoso ver que esta gentuza se movilice por algo así a sabiendas de no salir ni en día de fiesta a la calle. No lo han hecho por los, ya, más de 5 millones de parados, ni en contra del abuso de contratos basura, ni en contra de los sueldos de mierda que pagan los empresarios, ni en contra de otras muchas. Además, ¿qué coño es eso de una manifestación a las siete de la tarde? Claro, así puede ir el personal a manifestarse sin tener que faltar al curro, que lo mismo les despiden. Que tengan los cojones de hacer una puta huelga general de una maldita vez y se dejen de historias, que ya sabemos de sobra que están vendidos y nadie se traga sus patrañas, al final acabaremos peor que Grecia.

Con todo y con eso, tienen el morro de hacer bailar los números de la policía y de Lynce (empresa dedicada al tema y famosa por su escaso margen de error, sólo un 10%); que hablan de entre sólo 10.000 a 15.000 asistentes en Madrid, frente a los 70.000 que contaron los cachondos de los organizadores de semejante paripé. Esto no hace sino dejar entrever lo poco que confía la gente en los malsanos sindicatos.


2 comentarios:

Daniel Atienza López dijo...

En UGT importa todo menos el trabajador.

Moriarti dijo...

Habla la voz de la experiencia, eh? xD