16 de enero de 2010

Ramoncín contra el mundo.

Últimamente la red parece un hervidero. Y es que no son pocas las cosas que han pasado nada más iniciado el 2010. Por un lado estamos con la tontería de que Dª González-Sinde, nuestra más ferviente defensora de la cultura y que ocupa la silla del ministerio, nos quiere meter un cánon por el uso de internet y culpa a las compañías de ADSL de las descargas; por otro vuelve un antiguo defensor de los derechos de autor en este país.

Y es que en la vida he visto tal entrega para luchar por una causa perdida como la de este "artistilla". Me rio yo de los cruzados y las guerras santas, amigos. Para guerra la de este hombre, el llamado "rey del pollo frito" o "de montar el pollo", como diría JRMora. Y es que, como ya he dicho, este defensor de las causas perdidas sigue dando la brasa con el mismo tema, pues parece que otra cosa no sabe hacer. Un tipo que debe llevar siglos sin vender un disco y que a servido como cabeza de turco para los detractores de la SGAE, más que nada porque parecía pedirlo a gritos, ha decidido emprenderla contra todos los sitios de la vasta red informática donde le mencionen, le critiquen o le insulten (mejor me voy preparando por si las moscas).

Y es que no me imagino yo a una persona que no ha aportado nada al mundo de la música; salvo aquellas canciones como "Marica de terciopelo" o "Mujeres y alcohol", que más que canciones parecían una oda a Van Halen, por aquello del ruido, sin superar a éste evidentemente; emprendiéndola a golpe de crítica contra todo aquel que use internet con el objetivo de descargar archivos de audio.

Vale, seamos justos, conseguir a conseguido darse a conocer otra vez, pero sin duda este hombre busca ser recordado y no caer en el olvido; pues desde que saliera presentando aquel programa llamado LINGO hace más de una década no ha conseguido otra cosa que abucheos, palizas virtuales, menosprecio y asco en general por parte de los internautas. Además, de ser recibido a pedradas en aquel famoso festival del ViñaRock.

Con todo y con eso, el susodicho parece no aprender la lección; y desde que el año pasado se saliera con la suya al conseguir quitar unos vídeos de eljueves.es en los que le parodiaban y otros tantos aparecidos en Youtube donde se le criticaba, a decidido volver a la carga. El desdichado en esta ocasión es la página web de contenidos Meneame.net, que ha recibido en más de una ocasión mensajes por parte de los abogados del artista, para que retiraran cerca de un total de 90 comentarios en los que se le nombraba. Y es que este tipo de actos por parte de "el rey de montar el pollo" está sacando de quicio a más de uno y no me hace sino pensar que éste personaje se pase las horas muertas navegando por la red para ver a quien puede demandar para ganarse el pan.

Pero no creo que Ramoncín tenga nada que temer, pues como dijera en una ocasión Joaquín Sabina: "Un capo del top manta me dijo que tuvo que retirar sus discos de la calle, porque en las tiendas eran más baratos".

Espero que este buen señor, que parece no saber encajar las críticas, no le de por demandarme como trae por costumbre; cosa que tampoco me extrañaría si eso ocurriera, pues no hago sino decir que está consiguiendo la enemistad de todo el mundo, algo que nunca es recomendable. Es más, un amigo me ha dicho que tenga cuidado con este artículo; a ver si ahora vamos a tener que temer hacer uso de nuestra libertad de expresión. Mandaría cojones.

Y en contra de mis acostumbradas viñetas colgaré una caricatura de dicho personaje, a pesar de que no son mi fuerte, pues el humor no faltará en un artículo como éste y me prepararé por lo que pueda pasar.


P.D: Echad un vistazo al enlace que os dejo a continuación, se trata de un abogado que a decidido declararle la guerra a la SGAE y a la ministra de cultura González-Sinde y parece ir en serio. Como decía, la red parece últimamente un hervidero.
http://guerrasgae.blogspot.com/2010/01/declaracion-de-guerra-la-sgae-y-la.html

1 comentarios:

Moriarti dijo...

Mierda, me ha faltado hacerle la silla. xD bueno ya se queda así.