5 de enero de 2010

Ya vienen los Reyes.

Como cada año, el día 6 de enero, sus majestades los Reyes Magos de Oriente, visitan España con el fin de hacer felices a los niños de todos los hogares del país. Y como siempre son recibidos con mucho entusiasmo; tanto por niños como por mayores que, agolpándose como buenamente pueden, tratan de colocarse en primera fila para ver pasar la cabalgata de aquellos a quien admiran con tanto fervor.

Por supuesto, sus majestades, como es tradición, bendicen a los presentes con una lluvia de caramelos y dulces navideños a diestro y siniestro; y como dicen que es de bien nacido el ser agradecido, niños y mayores devuelven el favor multiplicado por cien. Y es que los tiempos cambian y la gente cada vez se vuelve más solidaria, pues saben bien que los Reyes Magos han realizado un largo viaje para llegar hasta aquí y necesitan de esos caramelos para recuperar fuerzas allá donde vayan.

4 comentarios:

Un fraggel por Sevilla dijo...

Muy bueno. Cuantas veces se me ha pasado eso por la cabeza.

Saludos.

Moriarti dijo...

Jeje, yo creo que todos hemos tirado caramelos alguna que otra vez en las cabalgatas. Esta tarde voy a ver a dos amigos que van subidos en las carrozas, espero que no acaben muy mal.

Daniel Atienza López dijo...

Yo he estado hoy en una cabalgata y ha sido gratificante ver las caras de los niños. He tenido un problema porque casi enculo a una maruja "buscaramelos, pero todo me ha resultado súmamente entretenido. Ya he conseguido hacer otra cosa que juré no hacer nunca :)

Moriarti dijo...

Sí, jeje, ya te he visto, te he estado llamando pero no te has dado cuenta. Ivas de El Zorro.