6 de noviembre de 2010

Ni tanto ni tan calvo.

Hoy he ido al peluquero, por fin después de casi un mes sin poder pasarme a causa del curro. Normalmente me gusta raparme al tres pero ahora que trabajo de cara al público no me queda más remedio que encontrar un equilibrio entre llevar el pelo largo y rapado. Y con lo que me crece el pelo creo mi peluquero se va a alegrar de verme más a menudo.


Por cierto, si alguien se lo está preguntando, que sepa que NO, NO TENGO NADA MEJOR QUE CONTAR ESTA VEZ. XD

0 comentarios: